Envió gratis por compras superior a 70€
Logotipo defarmacias.es

¿Eres nuevo en nuestra tienda?

Crea tu cuenta en 1 minuto
Crear cuenta
Atrás

Dermatitis atópica

Tabla contenido

Que es la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una afección crónica de la piel que causa parches de piel secos, con picazón e inflamados. Puede ser difícil de tratar porque a menudo se inflama y no se limita a un área del cuerpo. Una persona con dermatitis atópica suele tener una reacción alérgica cuando entra en contacto con alérgenos como el polen o los ácaros del polvo.

Como tratar la dermatitis atópica

Para tratar la dermatitis atópica, puede aplicar lociones y ungüentos al área afectada. Las propiedades lubricantes de estos productos ayudan a atrapar la humedad en la piel. Actualmente, existen una amplia variedad de medicamentos que se utilizan para contrarestar los efectos de la dermatitis.

Síntomas

Los síntomas de la dermatitis atópica ocurren en una amplia gama de personas, desde bebés hasta adultos. A menudo se ejecuta en familias y puede ocurrir en combinación con otras afecciones, como el asma o la fiebre del heno. Los síntomas también pueden ser desencadenados por ciertos tipos de jabones o alimentos. Un médico puede ayudarlo a encontrar el tratamiento adecuado para los síntomas de dermatitis atópica de su hijo.

El síntoma más común es la piel seca y con picazón. Esto puede desarrollarse en su cara, pies o manos. La piel también puede volverse roja, escamosa y coriácea. El área estará constantemente con picazón, y la piel puede incluso desarrollar pequeñas ampollas que puedan llorar de líquido.

Los síntomas pueden variar de persona a persona, aunque generalmente aparecen en los codos, las rodillas y la cara en niños pequeños. A medida que avanza la enfermedad, puede aparecer en otras partes del cuerpo, incluidos los brazos, las manos y la parte posterior de las rodillas. Los síntomas de la dermatitis atópica pueden durar mucho tiempo, pero la mayoría de las personas tienen el primer síntoma antes de los cinco años.

La dermatitis atópica es una afección crónica, y los pacientes pueden necesitar probar varios tratamientos antes de encontrar el que trabaja para ellos. Obtener un diagnóstico oportuno es esencial para recibir un tratamiento efectivo. El tratamiento puede incluir cremas y ungüentos de corticosteroides para controlar los síntomas y restaurar la piel dañada. Las cremas antibióticos y los medicamentos orales también se pueden recetar en casos severos.

Los síntomas de la dermatitis atópica generalmente empeoran entre las edades de dos y cuatro. Cuando los niños llegan a la adolescencia, la mayoría de los niños ya no tendrán síntomas. Sin embargo, los niños afroamericanos pueden tener peores síntomas que los niños blancos. Los adultos con dermatitis atópica aún pueden tener piel seca y eccema en las manos o párpados. Además, la exposición a los alérgenos puede empeorar la condición en la edad adulta.

La dermatitis atópica afecta la piel en muchas áreas diferentes, incluidos los codos, las rodillas, los muslos y el cuero cabelludo. Los síntomas pueden incluir costras, atopia y piel escamosa, lo que puede causar picazón severa. En algunos casos, la enfermedad también puede afectar el fémur poplíteo y la fosa poplítea.

Causas

La dermatitis atópica es una reacción alérgica que afecta la piel y también puede conducir a otros problemas de salud. Se encuentra con mayor frecuencia en la cara en bebés y niños pequeños y también puede afectar los codos y las rodillas de los niños mayores. Esta condición de la piel puede ser desencadenada por una alergia alimentaria. Los síntomas pueden incluir picazón y desgarro de la piel, lo que puede causar infecciones.

El tratamiento de la dermatitis atópica implica identificar los desencadenantes y evitarlos. El uso de antihistamínicos, cremas de esteroides y esteroides tópicos puede ayudar a aliviar la picazón y evitar más brotes. Un dermatólogo también puede recetar medicamentos para ayudar a controlar la dermatitis y sus síntomas.

Si bien no hay una sola causa de dermatitis atópica, la investigación ha revelado que tiende a funcionar en las familias. Tener un padre atópico puede aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad, pero también puede ocurrir sin antecedentes familiares. Se cree que varios genes están involucrados en la enfermedad, incluido el gen FLG. Este gen está involucrado en la regulación de la producción de una proteína llamada filaggrin. Esta proteína es crítica para mantener la barrera de la piel y evitar que se descomponga.

Un proveedor médico puede confirmar la dermatitis atópica examinando la piel y preguntando sobre su historial y síntomas. Pueden recomendar una visita a un dermatólogo o alergista para confirmar aún más el diagnóstico. En casos severos, se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios orales para reducir la picazón y la inflamación.

Algunos pacientes pueden encontrar alivio a través de cambios en el estilo de vida, como la hidratación frecuente y la evitación de los desencadenantes. Hay muchos tratamientos diferentes disponibles para tratar la dermatitis atópica, incluidas las cremas tópicas y los medicamentos recetados. Las cremas corticosteroides se recetan comúnmente, pero estas no son las únicas opciones disponibles. Otros tratamientos para la dermatitis atópica incluyen ciclosporina, un medicamento oral que suprime el sistema inmune.

Es importante mantener notas de bengalas de piel y tomar fotos de su apariencia. Esto es importante para el diagnóstico porque los pacientes con dermatitis atópica a menudo no pueden ver pequeñas grietas en la piel.

Tratos

Los tratamientos de dermatitis atópica pueden incluir una variedad de medicamentos. Los esteroides tópicos pueden ayudar a reducir la inflamación y calmar los brotes. Sin embargo, estos medicamentos pueden ser fuertes, por lo que solo deben usarse cuando los síntomas son graves y otros medicamentos han fallado. Según la Academia Americana de Dermatología, los esteroides orales pueden exacerbar los síntomas, por lo que solo deben usarse como último recurso.

La FDA aprobó recientemente Opzelura, un nuevo tratamiento tópico para la dermatitis atópica moderada a severa. Este fármaco es un inhibidor de JAK y funciona al inhibir una proteína que producen las células inmunes. Estos medicamentos se han utilizado para tratar la artritis reumatoide, pero ahora se están utilizando para tratar la dermatitis atópica en pacientes no inmunocomprometidos.

Los síntomas clásicos de la dermatitis atópica son el enrojecimiento, una apariencia granulada, ampollas llenas de líquidos y costras. Algunas personas con dermatitis atópica también experimentan rinitis alérgica. Si estos síntomas se vuelven severos, debe ver a un médico de inmediato.

Tomar un baño o una ducha tibia también puede ayudar a reducir los síntomas. También debe asegurarse de acariciar su piel seca después de un baño e hidratarla justo después. Algunas personas encuentran que ocasionalmente bañarse con blanqueador doméstico también puede ayudar. Además, use un jabón suave: evite usar jabones antibacterianos o desodorantes, ya que pueden irritar su piel.

Se están realizando varios ensayos clínicos para identificar los mejores tratamientos para la dermatitis atópica. Los resultados de estos ensayos son prometedores, por lo que pronto estarán disponibles nuevas terapias. Los tratamientos de dermatitis atópica deberían poder controlar los síntomas de la enfermedad y conducir a un tratamiento más efectivo y duradero.

Los antihistamínicos tópicos y los corticosteroides OTC pueden ayudar a aliviar la picazón. Sin embargo, para casos graves, los pacientes pueden necesitar buscar un tratamiento con receta. Estos tratamientos pueden incluir inhibidores de JAK, que bloquean selectivamente las vías que causan inflamación y picazón.

Prevención

Si bien no se ha demostrado que ninguna intervención específica para prevenir la dermatitis atópica, un metaanálisis reciente de 39 ensayos que incluyó a 11,897 participantes ha demostrado que los probióticos y la lactancia materna exclusiva pueden ayudar a prevenir la enfermedad en algunos subgrupos de lactantes de alto riesgo.

chevron-left-circle